La simbiosis antropozoomorfa

2012 - 2014

(Jung, 1964, 239) Podemos hacer una comparación entre el hombre moderno, contemporáneo y el hombre antiguo. El primero se encuentra reprimiendo sus instintos y el segundo no logra controlar sus impulsos. Podemos afirmar que en ambos casos el animal que se encuentra dentro del hombre se haya alejado de su propia naturaleza.

 

El término “Simbiosis antropozoomorfa” alude a dos conceptos profundamente relacionados entre sí. Por un lado la “simbiosis” en tanto fusión entre la figura humana y animal cuya unión representa una armonía destacable en todas las obras que presento. Por otro lado, el término “antropozoomorfo”, compuesto por dos conceptos. Lo “antropomorfo”, que podemos definirlo como algo que asemeja a la forma humana y lo “zoomorfo” que se refiere a figuras que adoptan cualquier forma animal. Por tanto, lo “antropozoomorfo” refiere a la convivencia entre estas dos  formas en las figuras centrales de mis imágenes. Expreso una mirada personal, poética y subjetiva. Reinvento un arquetipo de los denominados símbolos culturales transmitido a lo largo de los

siglos e inclusive en el siglo xx. Visualizo la aparición del perro como animal protagonista que convive con el humano en todos los ciclos de estas obras. El nuevo uso de conceptos meramente establecidos y aceptados por muchas de las sociedades que conforman esta etapa de la historia humana como visualizaciones que expresan una narrativa esperanzadora hacia el espectador, es un desafío que me atrevo a llevar a cabo en la simbiosis antropozoomorfa. No solo desde una imagen visual crítica. No solo re significando los iconos de la cultura occidental como lo es la pareja monogámica, la represión, prohibición sexual y la moral religiosa sino también generando nuevos modos de expresar este discurso desde los lenguajes plásticos y visuales desde donde más me siento cómodo. Desde mi propia visión de lo que es hoy en día el mundo que nos rodea y condiciona.

 

Fer Pietra